5 claves para entender tu protector solar

17/04/2018

 Dra. Lorea Bagazgoitia.

Dermatóloga

 

Ahora que ya conoces la importancia de protegerte del sol todo el año (link al artículo), ¿Sabes realmente qué protector solar corresponde a cada tipo de piel? Te damos las claves para conocer a fondo los protectores solares y escoger el más adecuado para tu piel.

  1. El factor de protección solar (FPS) indica la facilidad con la que la piel se pondrá roja al sol

Los rayos ultravioletas (UV) emitidos por el sol, son dañinos para la piel. Los ultravioleta de tipo B (UVB) son los causantes principales de las quemaduras solares y consecuentemente, de cáncer de piel.

A mayor FPS, mayor cantidad de UVB, es decir, más tiempo al sol, necesitará la piel para quemarse.

  1. Los filtros físicos, reflejan; los químicos absorben

Las moléculas, llamadas filtros, que son capaces de evitar que los UVB alcance la profundidad de la piel se clasifican en dos tipos.

Los filtros físicos o inorgánicos o minerales actúan como un espejo, haciendo que los rayos se reflejen sobre la piel y no la penetren. Los filtros químicos u orgánicos, sin embargo, absorben esta radiación mediante una reacción química, haciéndola no dañina. Así, evitan su penetración en la piel.

  1. Los fotoprotectores incluyen también protección UVA

Los rayos UV de tipo A (UVA) emitidos por el sol causan más bronceado que rojez en la piel. Además, son los principales inductores de manchas y arrugas. Aun sin causar quemaduras, los UVA también favorecen el desarrollo de cáncer de piel. Por esto, la recomendación europea que te he mencionado anteriormente, también regula el nivel de protección frente a UVA de los productos de protección solar. Así, se recomienda que todos los productos comercializados en Europa tengan como mínimo un tercio del FPS frente a los UVA.

  1. Muchos te protegen frente a los rayos infrarrojos (IR) y luz visible

En los últimos años se ha visto que otras radiaciones emitidas por el sol como los IR y la luz visible pueden tener cierto efecto en el desarrollo de cáncer de piel, así como en el envejecimiento cutáneo. Por eso, muchos productos de protección solar incluyen elementos que protegen frente a éstos.

Los filtros físicos en muchos casos, protegen también a la luz visible. La protección frente a los rayos IR se hace utilizando moléculas antioxidantes que combaten los efectos oxidativos de estas radiaciones en la dermis.

  1. Su efectividad depende de cómo te lo apliques

Los FPS de los que te he hablado anteriormente están estudiados con unas cantidades específicas que son las que garantizan la protección indicada. Se considera que debemos aplicar 2mg de fotoprotector por cada

 

SÍGUENOS